Oración de los primeros viernes de mes | Sta. Maravillas de Jesús

Viernes 7 de junio de 2024

"A llenar por completo los deseos del Señor"
(Sta. Maravillas de Jesús)

Continuamos con la vida y obras de nuestra querida madre Maravillas de Jesús.
 
Fundado en 1961, el Carmelo de La Aldehuela, a 14 kilómetros de Madrid y donde había existido hasta hacía pocos años un monasterio cisterciense, no fue la última de las fundaciones de la madre Maravillas. Sin embargo, es en el que vivirá los 13 últimos años de su vida.
Es en esta época cuando hizo construir en Getafe un colegio para niños pobres, y promueve la construcción de una barriada con 200 casas y una iglesia en la localidad madrileña de Perales del Río. Sostiene vocaciones sacerdotales y ayuda a las carmelitas enfermas.
Su gran caridad y amor al prójimo hicieron que, siendo una monja de clausura, y sin salir de ella, siempre se interesara por los pobres y que buscara los medios para resolver sus necesidades. Las hermanas le solían replicar entre bromas que no se puede ayudar a todo el mundo, pero ella siempre insistía: “A todo el mundo no, pero sí a quien pase a nuestro lado”.
En el convento de La Aldehuela, desde un lugar de la huerta, donde la comunidad, alrededor de una gran cruz, pasa las recreaciones de verano, se divisa perfectamente la silueta del Carmelo del Cerro de los Ángeles y del monumento del Corazón de Jesús. La madre Maravillas escribió a la madre Mª Josefa del Corazón de Jesús, priora del Carmelo del Cerro: “No tiene idea de cómo está el Cerrico estas noches de hermosísimo. Vamos a recreación a un sitio encantador que ya conocen algunas (…). Allí nos sentamos cara al Cerro, que se ve preciosísimo con esa silueta tan encantadora. La verdad es que lo del Cerro es una preciosidad, la Santísima Virgen esperando allí el reinado de su Hijo divino, y Él, en el centro de España con esa majestad, ese amor, esa misericordia… Bueno, hijas, a llenar por completo los deseos del Señor cuando nos llevó ahí con tantísimos prodigios de ese amor infinito…”.  
Señor, hoy quiero llenar por completo los deseos de tu divino Corazón. Ábreme tu intimidad, Señor, dame a conocer los anhelos que tienes para mí y para todas las almas. Quiero ser barro dócil en tus manos, que puedas hacer conmigo lo que quieras, para tu gloria, en reparación de tu tierno Corazón, para la salvación del mundo, para que todas las almas puedan encontrarse contigo y amarte. Aquí estoy, Señor. Haz en mí.
 

JESÚS, MANSO Y HUMILDE DE CORAZÓN, HAZ MI CORAZÓN SEMEJANTE AL TUYO. 

Compositor e intérprete de la canción: Javier Salvado Romero.