Primer Viernes Junio

Día 4 de junio de 2021

Oración de los primeros viernes de mes

“En la dulzura indecible de aquel abrazo divino me pareció también que mi alma entraba en el Corazón de Jesús”. (Sta. Ángela de Foligno) 

Seguimos caminando por la vida de hermanos en la fe que experimentaron una fuerte unión con el Corazón de Jesús. Sta. Ángela de Foligno, terciaria franciscana del siglo XIII, tuvo grandes visiones y revelaciones místicas que la llevaron a la contemplación del misterio de la Santísima Trinidad. También comprendió que el amor de Cristo crucificado se perpetúa en la Santa Misa y por ello era muy devota de la Eucaristía. Tuvo muchas visiones en el momento de la consagración o durante la adoración. 

Pero si en algo se caracteriza su espiritualidad es que todo gira en torno a la cruz. Cristo desde la cruz es el Libro de la Vida, como lo llama ella, en el cual debe leer todo aquel que quiera encontrar a Dios. Y esa contemplación de la cruz la hizo entrar en su Corazón abierto de par en par. 

Escribe Ángela: “Un día en que yo contemplaba un crucifijo, fui de repente penetrada de un amor tan ardiente hacia el Sagrado Corazón de Jesús, que lo sentía en todos mis miembros. Produjo en mí ese sentimiento delicioso el ver que el Salvador abrazaba mi alma con sus dos brazos desclavados de la cruz. En la dulzura indecible de aquel abrazo divino me pareció también que mi alma entraba en el Corazón de Jesús”. (Sta. Ángela de Foligno) 

Señor, a través de tu Costado abierto en la cruz accedemos a la belleza de tu Sagrado Corazón. Yo también quiero experimentar tu abrazo, Señor. Por ello, me acerco con confianza a tu cruz. Porque sé que solo si te abrazo con todo mi amor allí, en la cruz, podré experimentar la dulzura indecible y el amor ardiente que experimentó Santa Ángela.  

JESÚS, MANSO Y HUMILDE DE CORAZÓN, HAZ MI CORAZÓN SEMEJANTE AL TUYO. 

Compositor e intérprete de la canción: Javier Salvado Romero.